31 de agosto de 2018

 

Estimada Familia…

 

Cordial saludo…para nosotros en nuestro colectivo es muy importante que madres y padres de familia estén cerca, de lo que soñamos y hacemos, ASOJORIO, es un espacio de los niños, niñas y jóvenes, para soñar y hacer, de manera consciente, responsable y constructiva de valores, de enseñanzas y aprendizajes para la vida. De esta manera, junto con los niños, niñas y jóvenes creamos y construimos esos sueños mientras nos tejemos como seres hermanos.

El pasado mes de Julio fue una oportunidad única para nosotros desde el Club ASOJORIO, la posibilidad de un viaje para participar en la III Bienal Latinoamericana y Caribeña de Infancias y Juventudes en Manizales, de representar a nuestra comunidad y la labor que aquí hacemos todos, incluidos ustedes. Pues, recibimos la noticia de que habíamos sido seleccionados, entre las muchas iniciativas que se presentaron a nivel nacional e internacional, y tendríamos la oportunidad de compartir nuestra historia, la historia de lo que hacemos, la historia de lo que venimos construyendo, y a la que le damos vida junto a ustedes, la historia de nuestro “Festival Riopaz”, evento que conocemos aquí porque es aquí donde hace cinco años nació, con pocos recursos económicos, pero con mucho corazón.

¿Por qué no compartirla si vemos que muchas otras personas, adultos, niños y niñas se pueden inspirar para hacer también como nosotros hemos hecho?  

Esta noticia fue el inicio de muchas preguntas, ¿Cómo hacemos para viajar?, ¿Cuántos podremos ir? ¿Quiénes querrán ir? Y, ¿Qué presentamos allá? En el mundo de las ideas, el poder de la imaginación nos puede llevar a cualquier lugar que deseemos…, pero, hacerlo realidad, implica disciplina, perseverancia y amor, la fuerza del amor, esa es la fuerza de la que desde nuestros inicios nos hemos provisto…

Después de haberle compartido la información a los chic@s y algunas de ustedes como madres de familia, de la posibilidad del viaje, nos íbamos motivando más y más, y sentíamos en todos el sueño de hacer este viaje realidad, aunque hasta el último momento hubieron dudas de si lo lograríamos, pues éramos conscientes de que debíamos reunir mucho dinero…, para nosotros era mucho, no sabíamos si lograríamos recaudarlo…debíamos esforzarnos… así que empezamos, …te dije al principio que en ASOJORIO, soñamos y hacemos…¿cierto?

Pensamos mucho con los chic@s sobre qué hacer para reunir fondos, “que una porra”, “que una rifa”, “no, mejor una venta de algo”, ¡Sándwich!… Don Alberto, hace varios días nos había dado la idea de hacerlos de manera diferente, y lo hicimos, con la ayuda de Karina y Diana Castro, y en la casa de ellas, cocinamos, desmenuzamos y guisamos las pechugas Luego, en la panadería, hicimos los sándwiches con pan horneado, rellenos de queso, piña y lechuga y otros con mortadela. Al otro domingo, hicimos una venta de ensalada de frutas, con la ayuda de Lorena Briñez y de la señora Marina Aguado… Y entre las dos actividades juntamos nuestros primeros recursos: Ya teníamos para los pasajes de los seis que viajarían, ida y vuelta, hasta Florencia. Era algo. Pero, no era ni la mitad.

Por otro lado, no habíamos decidido aún que íbamos a hacer para exponer allá en Manizales, pensábamos como en llevar un telón y hacer una pintura colectiva, para ello le pedimos ideas al profe Rodrigo, pero la idea que siempre teníamos en mente era la de hacer una obra de teatro y en ella representar nuestro pueblo, la historia desde su fundación hasta el día del primer Festival Riopaz. ¡Sí, eso era!, y nos basamos en el mural que hicimos de la historia de Rionegro, el que está bajando por la estación de Gasolina. Estábamos seguros de que con ello en los 15 minutos que teníamos de exposición la gente que nos iba a ver, estudiantes, académicos e investigadores académicos de todo tipo, iban a comprender la historia de Rionegro, de nuestro pueblo y nuestros sueños.

Natalia Rocha, una amiga actriz de teatro, accedió a ayudarnos, junto con el profe Facundo, o como le decimos Facu. Bajaron de Florencia al pueblo, así, con el clima lluvioso y las malas condiciones de la vía, llegaron después de mediodía, se demoraron un poco más de lo normal, y claro, muy cansados, pero siempre tienen la mejor disposición de apoyarnos. Nosotros teníamos la idea de lo que queríamos hacer en Manizales, pero necesitamos el apoyo de alguien que con conocimientos de teatro nos ayudara a montar la obra de teatro. Se estuvieron un día y medio en el pueblo. Nata, aprovechando su estancia, se reunió con las mujeres del grupo Fami para compartir un ejercicio de reflexión práctico, de empoderamiento de mujeres. La señora Marcela los hospedó en su casa, pues Einer en la reunión del grupo mencionó que se podían quedar en ella, después de haber hablado con su mamá.

Ya teníamos la obra de teatro a presentar, pero, no avanzamos con la recolección del dinero para poder viajar y, según las cuentas que hicimos, necesitábamos como un millón doscientos mil. No sabíamos que hacer.

Hablamos con Mary Hengy, una activista digital de la ciudad de Bogotá, ella estuvo en el pasado Riopaz haciendo la entrega simbólica de los útiles escolares, hacía tiempo que quería venir y conocer. Después de contarle lo que estábamos haciendo y lo que necesitábamos, accedió a ayudarnos a hacer realidad este sueño, presentarnos en la Bienal en Manizales. ¿Cómo? Pues bueno, dijo ella, “hagamos por redes sociales”, -Facebook y Twitter-, “una campaña para pedir donaciones, contémosle la historia a la gente y yo sé que se reúne esa cantidad para que puedan cumplir esa meta, hay gente que le gusta apoyar”.

Así que montamos fotos en nuestra pagina de Facebook, de cuando vendimos los sándwiches, y las ensaladas y también de cuando estábamos ensayando la obra de teatro, que llamamos “RioPaz.” Con esto le mostrábamos a las personas en el Facebook que ya veníamos trabajando y preparándonos.  

Nos faltaba un millón de pesos, y estábamos a 7 días de viajar.    

Poco a poco fuimos alcanzando esa cifra, gracias a las donaciones que nos hacían, personas desde otras ciudades de Colombia, algunos conocidos, rionegrenses, y llegaban donaciones incluso desde fuera de Colombia.

Todo se nos fue dando porque mantuvimos la fe, con algunos problemas, l@s chic@s no ensayaban, algunas veces porque se les olvidaba, o porque se molestaban por alguna situación. Pero de todos y de todo íbamos aprendiendo y avanzando.

Sin esperarlo se nos adelantó el viaje. Para el día siguiente de la Asamblea de la Junta en la que se aprobó el que continuáramos en la casa comunitaria, el sábado 28, habíamos recaudado casi un millón de pesos. Este día Javier viajó a Florencia para coordinar el viaje, pues la empresa Coomotor accedió a darnos un descuento especial en el costo de los pasajes, y, de esta forma nos apoyaba con nuestro sueño.

El viaje no estaba fácil, pues sumado al corto presupuesto que teníamos, la vía había sido cerrada por derrumbes, y la única opción era salir por la vía antigua… Según los horarios de viaje de Coomotor debíamos viajar al día siguiente a las ocho de la mañana, no había otra opción. En el pueblo los chic@s habían quedado de verse esa tarde del sábado en el Club para ensayar una vez más la obra, pero… los planes cambiaban, debían viajar esa misma tarde, no había más tiempo. Mariana cogió una cicla, y uno a uno fue a buscarlos para avisarles, pues“Marcy, Einer, Lina, Dania, Freiman debían hacer sus maletas y viajar ese mismo día.” No contábamos con eso, no habíamos presupuestado la estadía de una noche en Florencia…empezamos a contactar a algunos amig@s, y uno de ellos nos acogió, Juan Pablo, que nos ofreció la estadía en la casa de su padre, un señor, de afectos hacia Rionegro, y gran amigo de don Pedro Pescado (Q.E.P.D).

Don Jorge Clavijo en el pueblo, nos ayudó a gestionar la rebaja del precio de los pasajes en la buseta, y así emprendimos el viaje…con el apoyo de muchos, conocidos, y por conocer, personas del pueblo y desde otras latitudes, que aportaron un poco de su esfuerzo del día y lo sumaron a este sueño.

No queremos hacer más extenso este documento, muchas cosas más nos pasaron, pero dejaremos para compartirlas luego personalmente con cada una de ustedes, hubieron algunos imprevistos, y gastos de más, como podrán ver en las páginas de las cuentas, todos se vomitaron a excepción de los dos mayores, – hubiera sido el colmo si también se hubieran vomitado-, Marcy se nos enfermó, hubieron dificultades de convivencia, pero esto lo hablábamos, tratando de comprender el porqué de los problemas, ¿por egoísmo, vanidad, desconfianza? Nos preguntábamos ¿Por qué unos seres tan pequeños ante la vida tenían tantas dificultades para ser niñ@s, para ser y convivir? Sin duda, debemos seguir trabajando para educar para la vida, para construir sueños, para vivir con los demás y honrar a todos con nuestra amistad y compañía.

El día martes fue la presentación de la obra de teatro que habíamos preparado, el lugar, era la Universidad de Caldas, el público, eran estudiantes universitarios y académicos de todo tipo, se presentaban siete grupos…nosotros éramos los terceros…l@s chic@s se cambiaron…los nervios se apoderaban de nosotr@s y sentíamos más frio de lo normal, tanto, que unas pocas horas antes nos prestaron sacos, de entre la gente se levantaban muchas manos con sacos, era como una lluvia de sacos, hasta que nos sobraron…llegó nuestro turno, entramos a escena. Javier presentó un video grabado en el pueblo, luego la obra, y cerramos con otro video y una corta explicación…nos aplaudieron y nos felicitaron mucho. Pudimos sentir que palparon nuestro pueblo, nuestra historia de 50 años que les representamos en esos 15 minutos. Esa era nuestra meta, esperanzar al público…     

Varias de las enseñanzas que todos aprendimos, es que, en este viaje, como en la vida misma, todo es responsabilidad de tod@s, tanto en los fracasos como en los éxitos todos tenemos allí nuestra parte, según nuestros hechos, y que no importa el resultado, pues cuando construimos con honestidad y afecto todo es muy valioso.

¡Ah! una cosa más, no sabemos si ya lo han hablado entre ustedes, pero por si no, sabemos que no fue fácil, cada día y cada noche de ausencia de su hij@, desde la decisión misma de dejarles ir… por eso ¡Gracias!, por su confianza hacia nosotros, hacia su hij@, gracias por su apoyo y su fe, ¡infinitas gracias!

Llegamos nuevamente al pueblo, con muchas historias, que ya son recuerdos que estos niñ@s guardarán y llevarán para siempre, pero no queremos que las guarden, al contrario, queremos que las compartan, que enseñen a otr@s con igual o mayor amor, respeto, y si pueden, ojalá con más fuerza que la de ese grito que se escuchamos en el Teatro los Fundadores en Manizales por lo artistas en la obra de cierre de la Bienal y que decía: ¡Bienvenidos a RioPaz en Rionegro Caquetá!

De corazón…ASOJORIO.

 

P.D: Próximamente publicamos las cuentas, lo recogido, lo donado, lo prestado, lo gastado y las deudas 🙂

Comentarios (FB)

Deja un comentario